Estudio Básico

"El Espiritismo tienen por objeto la comprobación y estudio de la manifestación de los espíritus, de sus facultades, de su situación feliz o desgraciada y de su porvenir: en una palabra, el conocimiento del mundo espiritual. Comprobadas esas manifestaciones, dando por resultado la prueba irrecusable de la existencia del alma, de su supervivencia al cuerpo, de su individualidad después de la muerte, es decir, de la vida futura, siendo por lo mismo la negación de las doctrinas materialistas, no por razonamientos, sino por hechos."
KARDEC, Allan, Qué es el espiritismo, cap. II,  parte 20.

Conozca nuestro curso básico de Espiritismo.

Odoo • Texto e imagen

La Doctrina Espírita está recopilada en cinco libros, a los cuales llamamos codificación o pentateuco. La codificación es la base del espiritismo, fue transmitida por los espíritus, bajo la dirección del Espíritu de la Verdad y llegó a la humanidad por medio del trabajo de Allan Kardec.

Allan Kardec, seudónimo del francés León Hippolyte Denizar Rivail, recopiló y organizó de 1856 a 1868 estas enseñanzas de los espíritus superiores en cinco libros de valor inestimable para el resurgimiento del Evangelio de Jesús y comprensión de las verdades espirituales. A continuación, se describen brevemente.

El Libro de los Espíritus (1857)

Contiene los principios de la doctrina espírita. Trata sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la humanidad; según la enseñanza dada por los espíritus superiores con la ayuda de diferentes médiums, recopilada y puesta en orden por Allan Kardec. Se divide en cuatro tópicos: «Las causas primarias»; «Mundo espírita o de los Espíritus»; «Las leyes morales»; y «Esperanzas y consuelos».

El Libro de los Médiums (1861)

Orienta la conducta práctica de las personas que ejercen la función de intermediarios del mundo espiritual con el material. Muestra a los médiums los inconvenientes de la mediumnidad, sus virtudes y los peligros provenientes de una facultad descontrolada, sobre todo cómo obtener contactos provechosos y edificantes junto a la espiritualidad. La obra demuestra las consecuencias morales y filosóficas consecuentes de las relaciones entre lo invisible y lo visible.

El Evangelio según el Espiritismo (1864)

Se trata de la parte moral y religiosa de la doctrina espírita. Enseñanza, teoría y práctica esencial del cristianismo. Contiene comentarios sobre los principales pasajes de la vida de Jesús y el sermón de la montaña, elaborados por Allan Kardec y por los espíritus superiores. Muestra que las parábolas existentes en el Evangelio, que a los ojos de los humanos parecen fantasías, en realidad expresan el más profundo código de conducta moral de que se tiene noticia.

El Cielo y el Infierno (1865)

En este libro, mediante la evocación de los espíritus, Allan Kardec presenta la verdadera fase del deseado cielo, del temido infierno, como también del llamado purgatorio. Pone fin a las penas eternas, al demostrar que todo en el Universo evoluciona y que las teorías sobre el sufrimiento en el fuego del infierno nada más son que una alusión simbólica. Comunicaciones de espíritus desencarnados, de cultura y hábitos diversos, son analizados y comentados por el Codificador, mostrando la situación de felicidad, de arrepentimiento o de sufrimiento de quienes habitan en el mundo espiritual.

La Génesis (1868)
Este libro es un estudio respecto de cómo fue creado el mundo, cómo aparecen lso sers y cómo es el  universo  en sus fases material y espiritual. Es la parte científica de la  doctrina   espírita . Explica la  creación  y sus aspectos científico y religioso.  La Génesis  bíblica es estudiada y abordada científicamente transponiendo su contenido alegórico. Los seis días narrados en las  sagradas escrituras  se revelan como los largos períodos que llevó la formación del Universo y de la Tierra; etapas geológicas, que siguen el orden cronológico comprobado por la ciencia en su investigación. Son explicados los «milagros» realizados por Jesús respecto a la alteración de los elementos de la naturaleza bajo la acción de su poderosa mediumnidad.